Entrevista especial a GUSTAVO FORERO QUINTERO

GUSTAVO FORERO QUINTERO es un polifacético abogado, enamorado de las letras. A lo largo de su trayectoria profesional ha desarrollado diversos proyectos basados en la novela de crímenes derivada de la anomia social.  En la actualidad, es profesor de la Universidad de Antioquia y director del Congreso Internacional de Literatura Medellín Negro, que ya va para su sexta versión. Fue, además, copresidente del VII Congreso CEISAL: Memoria, presente y porvenir en América Latina, organizado por la Universidad Fernando Pessoa, de Oporto, Portugal, en 2013. En octubre de 2014 fue considerado el mejor investigador de la Universidad de Antioquia, siendo galardonado con el Premio a la Investigación UdeA 2014 en su primera categoría.

JT. Bienvenido al blog cultural El invierno de las letras. Pase y siéntase como en casa. A propósito, ¿las letras están en decadencia?

GFQ. Las letras, entendidas como campo de estudio y creación, están más vigentes que nunca. Son el mecanismo más sofisticado para poner en duda el sistema injusto y excluyente que sufrimos.

JT. ¿Cuándo decidió que quería ser escritor?

GGQ. Creo que no lo decidí. O por lo menos no en un momento exacto. Acaso eso viene con uno. Lo que puedo decir es que siempre lo sentí por todas partes y pronto se concretó en mis primeros cuadernos, que son de los nueve años. Allí consignaba mis experiencias que creía y creo fundamentales y atacaba con ahínco lo que ya consideraba injusto

JT. ¿Recuerda lo primero que escribió?

GFQ. Un diario. Consignaba todo lo que me sucedía en el día e intentaba precisar aquello a lo que me debía oponer. A esto me he referido al hablar de mis cuadernos. Seguir leyendo Entrevista especial a GUSTAVO FORERO QUINTERO

Hoy charlamos con… JUAN MANUEL SÁNCHEZ MORENO

Compaginando su carrera docente con la investigación literaria, la traducción y la literatura, Juan Manuel Sánchez Moreno —JM en las redes sociales— participa regularmente en las antologías de Playa de Ákaba, especialmente la Generación Subway, además de gestionar un blog de relatos cortos, juanmanuelsanchezmoreno.blogspot.com, donde se forjó el volumen El corrido de Washington Jaramillo, un compendio que reúne la integral del personaje, los cuentos breves más señalados y los microrrelatos de mayor impacto. Y lo demás son cuentos. En enero de 2017 apareció su segunda novela, Luces que parpadean.

1. ¿Cuándo supo que quería ser escritor? Siempre quise escribir y siempre lo hice, pero ser escritor de manera decidida fue un chispazo que brotó, como la inspiración, en un momento en que lo que leía y lo que escribía trataban de parecerse.

2. ¿Por qué cree que apenas se lee? ¿Cómo se podría incentivar a los lectores? Creo que mucha gente lee poco y poca gente lee mucho, y así se compensa. En mi entorno, adultos y jóvenes leen mucho y bien, con criterio. El incentivo es evidente, ya que no se debe obligar a leer sino invitar a descubrir la lectura.

3. ¿Qué lee un escritor como usted? De todo, sobre todo prosa narrativa realista. Mis autores de referencia son Mendoza, Marsé, Maupassant, Nothomb,… Y los cienetos de microrrelatistas con los que me codeo.

4. ¿Qué libro le gustaría haber escrito, pero no llegó a tiempo? Sin duda, Le Petit Prince, pero se me adelantaron.

5. Desde su punto de vista, ¿qué carencias tiene la literatura contemporánea? Además de los cambios en el mundo editorial, la literatura hoy en día está invadida por historias grandilocuentes sin mucho fondo, de autores que escriben en cadena, de escritores venidos de los medios televisivos y de otras disciplinas no necesariamente literarias… Pero hay muchas cosas buenas para quienes tenemos un gusto definido.

6. ¿Recuerda lo más difícil que ha tenido que narrar? Sin duda, la dedicatoria de mi novela Luces que parpadean, porque se dirigía a una amiga fallecida. Necesitaba honrar su memoria sin sentimentalismos pero con fuerza.

7. ¿Resultó difícil encontrar una editorial que aceptara sus propuestas? Al principio ni me planteé la idea de buscar editorial, ya que busqué la edición en Internet. Cuando descubrí Playa de Ákaba, casi todo vino rodado, pero tal vez fue un golpe de azar.

8. Háblenos de su último trabajo: Luces que parpadean. Es mi segunda novela, y es una declaración de intenciones sobre mi estilo: prosa narrativa realista con una variante impresionista en lo referido al eje espacio-tiempo. Es una historia de la dicotomía entre la ciencia y el arte, entre un sabio filántropo y un autor de éxito que se unen gracias a la idea común de hacer el bien, el primero dando electricidad gratuita y sin hilos a toda la Humanidad, y el segundo redimiéndose de sus agravios antes de su muerte. Ambos son héroes, porque no se rinden. El resto es un retrato de la vida literaria de finales del siglo XIX.

9. ¿Qué significa para usted la literatura? La literatura, como el arte en general, es lo que quedará de nosotros en este mundo, es como la inmortalidad. Por eso, cada cual a su escala, busca la vida eterna escribiendo o leyendo.

10. ¿Se ha planteado hacer otra cosa que no sea escribir? Sí, muchas cosas, aunque con mayor o menor éxito. La cocina, la traducción, los blogs de viajes,… Me gusta pensar que, salvando las distancias, soy un hombre del Renacimiento, un espíritu inquieto.

Muchas gracias por su participación en el blog cultural El invierno de las letras. Le deseamos éxito en su trayectoria literaria.

Gracias a ustedes.

Programa de lecturas del PRIMER TRIMESTRE en CILC

Las lecturas del primer trimestre ya están completadas y, seguramente, con la intervención de los tres autores de las novelas: hablaremos con Rosario Curiel, a la que tendremos la oportunidad de entrevistar, para que nos explique su visión sobre Subway Placebo y comparta con los lectores sus inquietudes a la hora de escribir la obra; también tendremos la oportunidad de conocer mediante webinar al escritor César Pérez Gellida, creador de una octología de novela negra cuyo primer libro lleva por título Memento Mori y al que tuvimos la oportunidad de entrevistar para El invierno de las letras (leer entrevista)

Asimismo, podremos charlar con Javier Alonso García – Pozuelo y su creación, La cajita de rapé. Una novela que está dando la vuelta al mundo con críticas inmejorables.

Plazo de inscripción hasta el 15 de agosto (incluido).

Pincha AQUÍ para más información.

 

Jimena Tierra, finalista del certamen Don Manuel – Moralzarzal 2017

Con su texto No fue un verano cualquiera, el relato de Jimena Tierra ha resultado elegido entre los siete finalistas del certamen Don Manuel 2017, un premio literario que se lleva celebrando en la localidad de Moralzarzal desde el 2004. 

La ganadora fue María Reyes Navas, con su cuento El lute y la gallina rosita, a quien damos desde aquí la enhorabuena.

El premio fue entregado por la concejala de cultura, Gema Duque, en el evento Palabra de Músico.

 

Hoy charlamos con … LEA VÉLEZ

Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid, y graduada en la especialidad de Guión por la Escuela de Cine de Madrid. Es autora, junto a Susana Prieto, de numerosos guiones de series de televisión. Sus novelas, son la continuación escrita de su labor de guionista.

Es autora de títulos como El desván, La esfera de Ababol, La cirujana de Palma o El jardín de la memoria.

 

1. ¿Cuándo supo que quería ser escritora?

Ah, no, nunca. Jamás pensé que sería escritora. Mis padres tenían mucho contacto con el mundo literario y yo no creía tener el talento o la densidad suficiente para publicar libros. Ocurrió que un día empecé a escribir sin poder evitarlo, pero de pequeña yo pensaba que sería cualquier cosa menos escritora.

2. ¿Recuerda lo primero que escribió? ¿Qué edad tenía?

Recuerdo que fue obligada. Una redacción del colegio. No se me ocurrió nada en clase y me tocó hacerla en casa. Mi madre me sacó el soneto de Lope: un soneto me manda hacer Violante y escribí una redacción con esa idea que empezaba algo asó como “Una redacción me manda hacer doña Covadonga…”

3. ¿Qué lee una escritora como usted?

Casi nada. Unos diez libros al año. Todos muy buenos, eso sí. Escribo, precisamente, porque me gusta muy poco leer.

4. ¿Qué libro le gustaría haber escrito?

No, qué va. A mí no me gustaría haber escrito el libro de nadie. Me gusta escribir mis libros porque lo divertido es sacar cosas de mi interior que no sé que están ahí. Ese es el asombro de la escritura.

5. ¿Qué carencias tiene la literatura infantil contemporánea?

No puedo saberlo. Quiero decir, es inmensa e inabarcable y creo que debe de haber de todo, pero es un panorama, que como madre, me resulta impenetrable. Personalmente, me cuesta mucho trabajo encontrar libros de ciencia para niños que no se queden en generalidades divulgativas. Libros que tengan una visión del lector infantil como alguien más maduro, inteligente, genial. Los hay y muy buenos, claro, pero es complicado.

6. ¿Qué piensa acerca del papel de la mujer dentro de la literatura?

Pienso que la mujer ha sido discriminada e invisibilizada desde siempre. Pienso que cuando estudiábamos, nos hacían memorizar listas interminables de hombres, de escritores, y no había una consciencia de paridad. Ahora eso está cambiado lentamente en las cabezas, pero aún debe cambiar en la práctica.

7. ¿Y de la posición del Estado respecto a la cultura?

Que no tiene una posición.

8. Háblenos de su último trabajo: Nuestra casa en el árbol.

Es una novela de adultos protagonizada por niños y una novela para niños protagonizada por… niños. Porque en ella, creo, está la esencia de la felicidad.

9. ¿Qué significa para usted la literatura?

Diversión, felicidad, búsqueda, infancia.

10. ¿Se ha planteado moverse en un género distinto al que está inmersa actualmente?

Yo no escribo novelas de género. No digo que no lo haga en el futuro.

Muchas gracias, Lea, por su participación en el blog cultural El invierno de las letras. Le deseamos éxito en su trayectoria literaria.

Presentación en Alpedrete

Hoy, 24 de junio de 2017, he realizado la última presentación de la mano de la editorial Playa de Ákaba (Noemí Trujillo y Lorenzo Silva), en la biblioteca de Alpedrete, junto a dos colegas escritores, tan prolíficos como originales: Eduardo Sánchez Aznar e Ignacio J. Dufour García. 

Ha sido un verdadero placer colaborar con esta brillante editorial. Comienza un nuevo camino.

 

 

A veces escribo. Otras, sueño.