Hoy charlamos con… IGNACIO J. DUFOUR GARCÍA

Madrid, 1984. Ingeniero Industrial por la Universidad Carlos III de Madrid.

Obtiene en 1998 un premio especial en el concurso literario de la Asociación Cultural El Molino de Alpedrete, con el relato Max y el país del centro de la Tierra. Entre octubre de 2007 y diciembre de 2007 realiza un curso de escritura creativa con Domenico Chiappe en la Universidad Carlos III de Madrid. Entre 2010 y 2013 colabora en la organización de las semanas del Día del Libro de la Universidad Carlos III de Madrid. En 2013 publica varias reseñas en la revista ORSAI. En enero de 2014 colabora en la revista digital i3 de la Universidad Carlos III de Madrid con un artículo sobre su experiencia en los clubes de lectura. En febrero de 2014 participa en la antología EL ENEMIGO INTERIOR de la editorial Playa de Ákaba  con el relato ¿Y quien es el?

En abril de 2014 participa en la antología EL DOCTOR TRELAWNEY de la editorial Playa de Ákaba con el relato Un día de playa. En 2015 participa en el concurso de relatos OJOS DE CUENTISTA AZUL de la editorial Playa de Ákaba con el relato El despertar. En 2016 participa en las antologías GENERACIÓN SUBWAY IV, V, VI y HUB; REFUGIADOS; ÁNGEL DE NIEVE; ULISES EN LA ISLA DE WIGHT; CRÍMENES CALLEJEROS; NO ME SILENCIES, ESCÚCHAME; EL OASIS DE LOS MIEDOS; PERSONAJES DE NOVELA y SEMILLAS DE BOSQUE de la editorial Playa de Ákaba.

Además participa en la revista ESENCIAS DE ÁKABA y en el libro de entrevistas HABLAR DE LIBROS ES BUENO de la editorial Playa de Ákaba.

¿Cuándo supo que quería ser escritor?

Curiosamente, no me planteé ser escritor hasta que en sexto de primaria, Dioni nuestro profesor de lengua nos propuso dedicar la clase de los viernes a leer al resto de la clase textos nuestros.

¿Qué fue lo primero que escribió?

No lo recuerdo, posiblemente sería algún relato de lo sucedido durante la semana. Pero el primer texto que escribí y que me definió como escritor fueron las aventuras Max en el país del centro de la Tierra. ¿A qué edad? Con unos once años.

Como escritor serrano, ¿qué le parecen las bibliotecas de Villalba?

Me gustan como lugar de encuentro y además disponen de unos fondos muy variados.

¿Qué opina respecto a que Villalba no haya festejado la Feria del Libro en 2017?

Me sorprende que haya dejado pasar esa ocasión de ser también la capital literaria de la sierra, y más teniendo en cuenta que hicieron unas semanas antes una feria de cómics.

¿Qué libro le gustaría haber escrito, pero se le adelantaron?

No lo sé, quizás El hombre de dos mundos de Frank Herbert y Brian Herbert por el tono irónico y humorístico que transmite.

Háblenos de Semillas del bosque. ¿Qué significa para usted? Esta antología significa mucho para mí. Es mi forma de homenajear a la naturaleza y a ONGAWA, una ONG con la que colaboro desde hace más de cinco años ¿Cómo se le ocurrió la idea? Llevaba tiempo pensado como compaginar mi labor en la ong ONGAWA y mi faceta como escritor cuando inspirado por la antología solidaria Refugiados de Luisa Gil, se me ocurrió plantear la posibilidad de hacer algo parecido en favor de mi ong. Lo hablé en una cena que hicimos los autores de Playa de Ákaba en la cripta del café Gijón, y la antología fue tomando forma como homenaje a la naturaleza.

¿Cuál es el relato al que más cariño le tiene?

Es difícil elegir uno, pero seguramente me decantaría por el poema Arañazos de Josep Piella Vila.

¿Y de Cosas que nos importan?

Pues el relato al que más cariño le tengo de los que aparecen en esa antología, es uno que en principio no iba a incluirse, que se titula Frankenstein ya que es una reinterpretación del principio de la novela de Mary W. Shelley que preparé para una fiesta de Halloween de la editorial.

¿Qué le importa a usted?

A mí me importan muchas cosas, la principal conseguir un mundo mejor y más equilibrado.

¿Por qué es importante la literatura?

Creo que es la mejor forma para concienciar a la gente de los problemas de este mundo y de como podemos llegar a cambiarlo. Además creo que la literatura es importante ya que nos hace reflexionar mostrándonos las situaciones desde un punto de vista distinto al nuestro.

¿No es mejor ir al cine que leer?

Depende de que tipo de cine, pero seguramente te diviertas mucho más con una novela de Terry Pratchett o de Douglas Adams que con cualquier comedia actual, además del mensaje que ese humor enmascara. Para mí ahora mismo salvo contadas excepciones prefiero invertir mi dinero en una novela que en un tarde de cine, el precio es similar y la novela la puedes releer las veces que quieras. Y ya si vas a una biblioteca pública, es incluso más barato.

Muchas gracias por su participación en El invierno de las letras. Le deseamos éxito en su trayectoria.

Acerca de Jimena Tierra

Jimena Tierra (Madrid, 1979) es escritora y editora del Grupo Tierra Editorial. Licenciada en Derecho por la UAM, se especializó en materia financiera. A lo largo de su trayectoria literaria ha estudiado criminología, así como talleres de género negro impartidos por profesores como Alberto Olmos, María José Codes o Philip Kerr. Es autora de algunos poemas y múltiples relatos cortos, entre los que destaca Escombros, ganador del concurso de Ediciones Saldubia 2014. En el mismo año, fue galardonado su soneto La vida es Aragón. La vida es sueño, obteniendo el premio de lírica en la convocatoria Atrévete a rimar Aragón con... sueño. Ha sido finalista en el certamen Don Manuel de Moralzarzal (2017), ha publicado un libro de relatos negros titulado Conozco tus secretos y ha editado su novela Equinoccio, alcanzando la cuarta edición. En la actualidad, desarrolla su pasión por la escritura conjugando su actividad como gestora cultural y editora.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Noticias. Guarda el enlace permanente.