Reseña de la novela ‘Equinoccio’ (Jimena Tierra), escrita por Jesús de Matías

Con un planteamiento inicial basado en las historias paralelas de Eduardo Yuste (estudiante de oposiciones a judicatura) y Anastasio Rojo (detective privado retirado), la novela ‘Equinoccio‘ (Playa de Ákaba, 2016), de Jimena Tierra, es una apasionante historia ambientada en Madrid en la que el lector vivirá  cómo las fuerzas opuestas internas y externas llevarán a los personajes por caminos que no imaginaban, pero que tienen que superar.

Eduardo Yuste es un joven metódico que vive con la única compañía de su madre y los libros, centrados en estudiar las oposiciones. Pero hasta en las habitaciones más cerradas hay ventanas, y a través de una de ellas Eduardo observa durante un tiempo a una chica joven, Verónica, hasta que finalmente se decide a salir corriendo tras ella, cambiando su vida para siempre desde ese momento. Ella le introducirá en el peligroso mundo de las sectas satánicas, en una serie de rituales perfectamente descritos por Jimena Tierra, un universo diabólico que alejará a Eduardo de su cotidianidad y le introducirá en la oscuridad y la peligrosidad de una secta de este tipo.

Por su parte, Anastasio Rojo como detective tendrá que investigar las verdaderas razones por las que un joven llamado Israel se suicidó, en un trabajo encomendado por los padres de esta víctima. Reincorporarse al trabajo será muy duro para el detective, que aún no ha superado la muerte de su hija, pero se verá obligado a hacerlo por las circunstancias. Y si Eduardo tiene un apoyo en su madre, Anastasio lo tiene en la voluntad inquebrantable de su psicólogo, disponible siempre para intentar sacar al detective del agujero negro en el que se ha convertido su vida.

Equinoccio‘, que en pocas semanas ya ha agotado su primera edición y ya va por la segunda, es una novela imprescindible para cualquier lector amante de las novelas de misterio y terror, con una buena trama, personajes con perfiles psicológicos muy bien dibujados y con una alta dosis de párrafos que se clavarán en la retina como si fueran una imagen a todo color no sólo de los escenarios, sino también de los estados de ánimo y sufrimientos de los personajes. Unos, como los mencionados Eduardo, Anastasio y Verónica, viven con fuerzas opuestas luchando hasta estar a punto de quebrarse. Otros, como Seth, con un objetivo tan claro que no durarán en hacer todo lo posible o imposible por lograrlo

Acerca de Jimena Tierra

Jimena Tierra nació en Madrid, en 1979. Es licenciada en Derecho Fiscal por la UAM y ha desarrollado su pasión por el periodismo literario colaborando durante un amplio período en los espacios culturales de El invierno de las letras, Ihistoriarte, Solo Novela Negra y Todo Literatura. Cultiva relato corto, poesía y novela. Ha sido galardonada en los siguientes certámenes: AVINESA (2013), con Mi marido es perfecto; Ediciones Saldubia (2014), con Escombros; Atrévete a Rimar Aragón con Sueño (2014), con La vida es Aragón, la vida es sueño; Don Manuel (Moralzarzal, 2017), con No fue un verano cualquiera. Asimismo, combina la escritura con la dirección del Grupo Tierra Trivium. Un nuevo modelo joven, comprometido con valores sociales, emprendedor e innovador, que trata de aportar una perspectiva diferente al proceso de edición actual.
Esta entrada fue publicada en Presentaciones Literarias. Guarda el enlace permanente.