La edad secreta, de Eugenia Rico

“A veces el sol me da en los ojos y la carretera se vuelve tan brillante que deja de existir, es entonces cuando estamos más cerca de estrellarnos, y yo siento que nuestro amor es así, como un negativo que al ser expuesto a la luz desaparece”
La autora

 

Eugenia Rico nació en Oviedo en 1972. Estudió derecho y relaciones internacionales en Bruselas y Tolouse. Trabajó de reportera, guionista de cine y de articulista, antes de dedicarse de pleno a la literatura ganando varios premios, como el Azorín de Novela con La muerte blanca, y quedar finalista con este libro en el concurso Primavera de Novela 2004. También ha escrito Los amantes tristes, que obtuvo un éxito clamoroso de crítica y público y le valió su irrupción flamante en el panorama literario internacional.

 
La novela
 
Sinopsis.  Una mujer es víctima de un erróneo diagnóstico de cáncer. Hastiada de su vida acomodada, con un buen trabajo y un marido al uso, decide romper con todo y, sintiendo la necesidad de aprovechar el momento con una intensidad inusitada, se hace a la carretera con un ligero equipaje. En una gasolinera conoce a un chico enigmático veinte años más joven que ella y se enamoran. Pero él oculta un mapa secreto de un poblado mítico y legendario llamado Nauchipán. Hacia allí parecen dirigirse en su aventura amorosa llena de parábolas de una estética poderosa y fascinante. Pero ¿qué es Nauchipán? ¿Dónde está?
“Quizá no está en la Península Ibérica, quizá no está en Europa, quizá esté en Irían Jaya, o en la jungla del Yucatán o escondida en el Amazonas, o en el interior de la Capadocia, o en lo más profundo de la Tierra Roja de Australia, pero está en algún sitio, y si tú has hecho que nuestro amor exista, yo puedo hacer que exista Nauchipán, nacido de mi deseo y de la nada y del dolor del último hombre de Neandertal”.
Escenario. Como se trata de una novel road, el escenario es la carretera y su aventura. No obstante, son abundantes los flash backs que la protagonista va refiriendo cual anécdotas de un pasado anclado en la memoria, más bien anodino para un presente que está viviendo con ocasionales arrebatos de pasión al límite de la resistencia humana, encarnados en su nueva relación con el joven misterioso. Ambos se ven sacudidos por las vueltas y revuelos de los lugares comunes de la pasión, del placer y la sexualidad, como pinceladas sobre un destino común que se va entretejiendo a ritmo de parábolas sobre la vida, la rutina y su sentido. Se trata de un juego de estética muy poderoso, pero que no  deja atrás la reflexión sobre sí misma y su presente.
Narrador y lenguaje. La autora hace gala de una narradora en primera persona, una mujer atractiva, de mediana edad. Partiendo de la historia de una ruptura sentimental y un falso diagnóstico de cáncer, tras hacerse a la carretera para romper con toda su vida anterior, reflexiona a través de giros estéticos y poéticos muy densos sobre el sentido de la vida y la propia felicidad. Insisto en que lo hace a través de parábolas basadas en emociones, de las relaciones de amor, el destino, la muerte, la amistad, la soledad y el hecho de que la diferencia en un mundo donde los esquemas del juicio determinan los condicionantes de la vida vivida en libertad, marcan las pautas de la tragedia inherente a todas las épocas de la historia. Por ello la narradora reflexiona sobre los Neandertales y su perdido Paraíso simbolizado en Nauchipán, como encarnación de una raza extinguida por el Homo Sapiens hace milenios -símbolo aquí de la evanescencia del verdadero nexo de unión entre los hombres-. Emplea un lenguaje que, en ocasiones, evoca la mejor prosa poética de todos los tiempos.
Estructura. La novela no presenta una estructura al uso. Está cargada de parábolas, metáforas y giros de pensamiento reflexivo al hilo de una acción cuasi anecdótica centrada en el sentido de la existencia humana, el amor y la felicidad, en una trama circular que acaba donde ha empezado. El manuscrito es un esquema circular dividido en tres partes. Una previa, y en sucesivos flash backs sobre su pasado; una media, que narra la historia de amor y el viaje hacia el destino de Nauchipán; y un desenlace donde después de la aventura amorosa, la protagonista vuelve a su casa, pero sin llegar del todo, pues se detiene en una gasolinera de nuevo. De este modo, cierra el círculo de la narración tal como lo empezó, en una nueva expectativa inesperada de aventura dentro del regreso a lo mismo.

 

 
Anecdotario. La edad secreta, aunque finalista del Premio Primavera 2004, tuvo una crítica demoledora en el suplemento cultural Babelia de El País.
Editorial y precio.  Se puede encontrar esta novela en cualquier librería. La editorial es Espasa Narrativa.
 Opinión personal.   Para las lectores acostumbrados a leer clásicos y demás novelas de cierta calidad, La edad secreta,  de Eugenia Rico, representa un reencuentro con la literatura de enjundia y talento de todos los tiempos. A pesar de que no posee una estructura al uso, y la acción es atípica y frenada, por así decir, racheada por momentos de abstracción y ensueño narrativo que la dotan de una estética romántica amorosa de alta calidad, en que los personajes, como se ha dicho ya, no están bien dibujados, por lo menos el del chico misterioso, el objetivo de este tipo relatos, según mi modesta opinión, no es tanto el de describir una historia con su planteamiento, nudo y desenlace típicos, cuanto el de narrar lo indescriptible: Esto es: el arrebato del amor con palabras cargadas de significaciones poéticas, donde, como se sabe, lo anecdotario pasa a segundo término, siendo por contra reflejadas en un fresco repleto de pensamientos y reflexiones, alusiones y reminiscencias, vivencias e impresiones  matizadas con el cariz de un pincel, el de la escritura de Eugenia Rico, con demostrado talento.

 

Fuentes.

Acerca de Jimena Tierra

Jimena Tierra (Madrid 1979) es una escritora licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, especialista en materia financiera. A lo largo de su trayectoria literaria ha realizado asignaturas de criminología, así como varios talleres de escritura creativa y género negro, impartidos por profesores como Alberto Olmos, María José Codes o Philip Kerr. Es autora de algunos poemas y múltiples relatos cortos, entre los que destaca Escombros, ganador del concurso de Ediciones Saldubia 2014, que fue incluido en una antología. En el mismo año, fue galardonado su soneto La vida es Aragón. La vida es sueño, obteniendo el premio de lírica en la convocatoria Atrévete a rimar Aragón con... sueño. Por medio de la editorial Playa de Ákaba, ha participado en el libro de entrevistas Hablar de libros es bueno y ha publicado su novela negra Equinoccio, llegando a convertirse en libro de éxito durante los tres primeros meses desde su presentación en octubre del 2016. Amante de los servicios editoriales, en la actualidad combina la escritura creativa con la actividad de gestora cultural.
Esta entrada fue publicada en Reseñas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s