¿Te gusta escribir? Te propongo un reto…

Me gustaría aprovechar este espacio dedicado al decaimiento de las letras, además de para introducir al amante de la literatura a la lectura, para fomentar la participación de la escritura creativa. En esta ocasión, el ejercicio creativo consiste en enviar 15 SMS a alguien que no responde creando una trama. Os presento la historia de Iván Heredia, autor del blog La calle de la memoria. Si te apetece participar en el reto, es tu oportunidad.


1. No creo que sea capaz de hacerlo. ¿Realmente piensas que estoy preparado para esto?


2. Lo sé. Sé que tengo que asumir responsabilidades, que quieres que me comprometa más con lo nuestro, y que quizás este sea el primer paso. Además perdí.

3. Tengo todo preparado. Ayer, precisamente pasó el afilador con su moto y ¡afilé los cuchillos! Fue barato.

4. Voy a bajar al sótano. Lo cogeré y comenzaré. Me da un poco de apuro, la verdad. Le he cogido cariño estos días.

5. No te preocupes. Lo haré. Una apuesta es una apuesta. Perdí, y dije que lo haría. Lo sé cariño.

6. Ya lo tengo frente a mi. Me mira con unos ojitos. Pobre, sabe lo que le espera. ¡Voy a proceder! Deséame suerte 😉

7. La piel está algo dura. ¡Nunca pensé que fuera así! Es una sensación de poder, indescriptible.
8. Creo que ya está muerto. He puesto esto perdido de sangre, voy a limpiar un poco. ¿Dónde dejaste la fregona?

9. ¡Segunda fase! Troceado. Procedo a ello. ¿Algún consejo?

10. Gracias cariño. No sé que haría sin ti. ¿Sobre qué hora llegarás? Espero haber acabado para entonces.

11. ¡Esto es asqueroso! Matarlo ha sido fácil, pero esto de trocear… voy a tener problemas. ¡Que asco!

12. He vomitado. No he podido evitarlo. No sé cómo has podido hacer esto durante tanto tiempo. No me rindo, ¡sigo en ello!

13. ¡Troceado! Y en trocitos pequeños. Cogeré algo para la cena y el resto, a congelar.

14. ¿Te gusta muy o poco hecho? ¿Hago una ensalada para acompañar?

15. Abriré el tinto que trajo tu padre. Seguro que casa muy bien con este tipo de carne. Todo está listo. ¿Te queda mucho?

Iván Heredia.

Acerca de Jimena Tierra

«La vida es el mayor desperdicio ya que, cuando uno ha aprendido todo lo que hay que aprender, se muere». Rafael Chirbes. No me detengo. He estudiado muchas cosas, algunas más útiles que otras. Soy Licenciada en Derecho por la UAM, con Prácticum sobresaliente en la Audiencia Provincial y en los Juzgados de Primera Instancia y de Instrucción de Madrid. Soy Mediador de Seguros diplomado por la CAM y tengo un postgrado en Asesoría Financiera y de Sociedades impartido en el IFE —de los que se aprueban a base de esfuerzo y dedicación—. Nunca he dejado de estudiar: psicología, astrología, criminología, arte, música, filosofía... Me apasiona la Literatura. Tengo algunas asignaturas de Grado en Lengua y Literatura españolas aprobadas por la UNED y conocimientos suficientes como para haber impartido clases. He asistido a cursos de escritura creativa y he sido premiada en algunos concursos de débil galardón. Me he atrevido a publicar dos novelas, una recopilación de relatos y varios cuentos en diferentes antologías. Soy madre, y este hecho se ha convertido en uno de mis mayores retos. El otro ha sido montar mi propia editorial: Grupo Tierra Trivium, combinando todas mis pasiones.
Esta entrada fue publicada en Artículos de opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s